Los cálculos en la vejiga se forman por precipitación de cristales en la orina, lo cual es favorecido por infecciones urinarias y estancamiento de orina en la vejiga. Se presentan con mayor frecuencia en hombres de la tercera edad, mayores 60 años como resultado de un proceso obstructivo de la vejiga. Otros cálculos vesicales se formaran a partir de un cuerpo extraño dentro de la vejiga, como por ejemplo un material de sutura o mallas utilizadas en cirugías para tratar la incontinencia.

Según la etiología de los cálculos vesicales, estos se dividen en primarios o secundarios. Los primarios se forman sin necesidad de un factor funcional, anatómico o infeccioso, se dan con mayor frecuencia en niños, son cálculos únicos y la recurrencia es rara después de extraerlos. Contrario a los primarios, los secundarios son más frecuentes en hombres mayores de 60 años y están asociados a obstrucción vesical. Estos últimos se pueden formar desde novo en la vejiga o pueden haber descendido desde el riñón hasta la vejiga en donde crecen.

En la litiasis vesical las enfermedades que obstruyen la vejiga y favorecen el estancamiento de orina crean un ambiente optimo para la formación de cálculos en la vejiga, estas enfermedades pueden ser las siguientes:

“La obstrucción de la vejiga se encuentra en 45 a 75% de los pacientes con cálculos vestales, por lo tanto, debe investigarse y tratarse” 

Síntomas:

  • Urgencia urinaria e incontinencia asociada
  • Chorro urinario interrumpido de forma súbita (intermitencia)
  • Dificultad para orinar
  • Dificultad para el vaciamiento vesical que puede mejorarse en ciertas posiciones
  • Sangrado en la orina (hematuria)
  • Dolor abdominal
  • Infecciones urinarias y orina con olor anormal
  • Ardor al orinar

Diagnóstico:

Los medios diagnósticos con los cuales se sospecha y se confirma los cálculos en la vejiga serán por medio de ultrasonido, rayos X o tomografía.  En estos pacientes con litiasis vesical se deben realizar otros estudios diagnósticos para determinar la causa de la obstrucción vesical. ya que esta se encontrará en el 45% a 75 % de los casos.

Tratamiento de los cálculos en la vejiga:

En el tratamiento de los cálculos vesicales consiste primero en la extracción de los cálculos. Para lo anterior, se podrá realizar uno de los siguientes procedimientos:

  • Cirugía abierta (cistolitomía)
  • Cistolitotricia
  • Cistolitotricia láser

Lo segundo en el tratamiento consiste en aliviar la obstrucción de la vejiga. Esta se sido documentado en por al menos el 50% de los pacientes con cálculos vesicales. En los casos con recurrencias deberán descartarse un factor obstructivo como probable causante de la recurrencia.  Por ello, los pacientes con litiasis vesical se les debe liberar la obstrucción. Estos últimos pueden ser una cirugía de próstata en hiperplasia prostática, una cirugía por estenosis de uretra u otro procedimiento.