La vasectomía es el procedimiento quirúrgico que se realiza en el hombre como método de contracepción para evitar embarazar a la pareja. La vasectomía es altamente efectiva y muy segura con una tasa de éxito mayor al 99%.

La vasectomía es el procedimiento urológico que más frecuentemente realizado. Esta cirugía consiste en la sección del conducto deferente.  Este conducto transporta los espermas desde el testículo hacia el conducto eyaculador donde junto con el semen es expulsado hacia la uretra.  Al seccionar este conducto los espermas no logran alcanzar el semen.  A esto se le llama azoospermia y un paciente con azoospermia no podrá embarazar a su pareja.

La vasectomía puede realizarse con:

  • Anestesia local
  • Sedación
  • Anestesia raquídea o espinal
  • Anestesia general

La técnica convencional se realiza mediante una incisión con bisturí a cada lado del escroto o a través de una única incisión en la línea media del escroto. Está técnica tiene mayor riesgo de infección y sangrado al compararla con otras técnicas.

La vasectomía sin bisturí se realiza por medio de unas pinzas especiales con las cuales se hace una incisión en la piel a cada lado del escroto.  El uso de esa técnica se asocia a menos riesgo de formación de hematomas, de infección y menor dolor. Los pacientes a los que se les realiza vasectomía con esta técnica inician actividad sexual más pronto que con la técnica convencional.

La tasa de complicaciones de la vasectomía es extremadamente baja. Esta depende de la técnica quirúrgica utilizada y de la experiencia del cirujano.

Complicaciones:

  • Atrofia testicular
  • Hematoma 2%
  • Infección 1%
  • Recanalización del conducto (falla de la vasectomía) (menos del 1%)
  • Dolor testicular 15%

La vasectomía no es un procedimiento que controla de forma inmediata la posibilidad de un embarazo ya que en la porción distal del conducto seccionado quedan espermas, por lo cual es necesario esperar un tiempo prudencial para tener relaciones sexuales con la seguridad de que no ocurrirá un embarazo.

¿Si en el futuro cambio de opinión y deseo tener otro hijo, se puede revertir la vasectomía?

Si, la vasectomía puede ser revertida con una intervención quirúrgica conocida como vaso vaso anastomosis o reversión de vasectomía.  La tasa de éxito de esta dependerá del tiempo desde que se realizó la vasectomía.

Recomendaciones antes de la vasectomía

  • Ayuno 8 horas
  • Rasurar el escroto 1 hora antes del procedimiento

Recomendaciones después de la vasectomía

  • Utilizar un método anticonceptivo (preservativo o anticonceptivos en la pareja) hasta que su urólogo indique que ya es seguro tener relaciones sin otro método anticonceptivo.
  • Evitar relaciones sexuales, ejercicio y esfuerzo por el tiempo que su urólogo recomiende