Que es la prostatitis?

Es una enfermedad caracterizada por inflamación de próstata y en algunas ocaciones el área alrededor de esta. Hay varios tipos de prostatitis, cada uno con una variación de síntomas. Algunos pacientes con esta enfermedad cursan con dolor severo y otros no presentan tantas molestias y otros presentan caen entre ambos grupos. Los síntomas de esta enfermedad impactan significativamente en la calidad de vida de los pacientes.

¿Cuales son los diferentes tipos de prostatitis, sus causas y síntomas?

[accordion]
[tab title=”Prostatitis bacteriana aguda“] Este es el tipo menos frecuente, sin embargo es el más sencillo de diagnosticar por sus signos y síntomas. Se caracteriza por una infección urinaria severa cursando los pacientes con fiebre y escalofríos. Esta requiere tratamiento antibiótico intrahospitalario durante los primeros días de la infección. Este tipo de prostatitis puede afectar a cualquier pacientes de cualquier edad.

Síntomas:

  • Dolor o ardor al orinar
  • Incapacidad para vaciar la vejiga
  • Dolor en la porción baja de la espalda y abdomen o en la región pélvica.
  • Dolor en la región del periné (región por debajo de los testículos, entre estos y el ano)
  • Dolor en el pene
  • Fiebre y escalofríos [/tab]

[/tab] [tab title=”Prostatitis bacteriana crónica“]

es parecida a la prostatitis bacteriana aguda, sin embargo en la crónica los síntomas se presentan de forma gradual y son menos severos, no produce fiebre. Los pacientes suelen cursar con infecciones urinarias recurrentes. Afecta a cualquier grupo de edad, sin embargo es más común en pacientes jóvenes y de edad mediana.

Síntomas:

  • No hay fiebre
  • Ardor al orinar
  • Aumento de la frecuencia para orinar en especial por la noche
  • Dolor perineal, testicular y en la vejiga.
  • Dolor en espalda baja
  • Eyaculación dolorosa
  • Pueden ocurrir estos síntomas de forma intermitente con recaídas relacionados con infección, que alivian con tratamiento y presentan recaídas posteriormente.

Los pacientes presentan Se caracteriza por infecciones recurrentes del tracto urinario en los hombres. Esta condición puede afectar a cualquier grupo de edad, pero es más común en hombres jóvenes y de mediana edad. [/tab]

[/tab]

[tab title=”Prostatitis crónica no bacteriana“]

A esta también se le conoce como síndrome de dolor pélvico crónico / prostatitis / prostatodinia no bacteriana. La prostatitis crónica es el tipo más común de prostatitis. La causa exacta de la prostatitis no bacteriana se desconoce. Sin embargo, esta puede ser causada por una infección persistente, inflamación y espasmos de los músculos pélvicos. La inflamación en la próstata también puede ocurrir sin la presencia de síntomas. Los pacientes que presentan sintomatología esta incluyen dolor en los genitales y al área pélvica, dificultad o dolor al orinar y en ocasiones dolor durante la eyaculación o después de esta.

Síntomas:

  • Dificultad y dolor para orinar
  • Dolor o molestias en el periné, testículos, vejiga o pene
  • Dolor durante o después de la eyaculación
  • En algunos casos, los síntomas pueden ser indistinguibles de los descritos para la prostatitis bacteriana crónica.

[/tab]

[tab title=”Prostatitis inflamatoria asintomática“]

Es una prostatitis sin sintomatología a pesar de la presencia de inflamación en la próstata. La prostatitis es sin síntomas, a pesar de una inflamación de la próstata. El diagnóstico se realiza cuando el paciente es evaluado por síntomas no relacionados a la prostatitis. En estos casos la evidencia de inflamación se demuestra cuando se realizan biopsias de próstata o en análisis de orina, semen o fluido prostático. [/tab]

[/accordion]

Los síntomas dependerán del tipo prostatitis que presenta el paciente. Algunos no tienen síntomas, mientras que otros presentarán síntomas similares a los de una infección urinaria. Sin embargo, otras enfermedades pueden causar los mismos síntomas. Es muy importante ser evaluado por un especialista en Urología para determinar si el paciente tiene prostatitis. Es importante que el paciente reciba el tratamiento adecuado y esto se hace conociendo el el tipo de prostatitis, lo cual su urólogo determinará después de evaluarlo.

Fill out the AUA Symptom Score and share the results with your health care provider.

¿Qué causa la prostatitis?

Las causas específicas de la prostatitis no son conocidas totalmente dentro de la comunidad médica. Sin embargo, hay varias teorías que pueden explicar las causas. Algunos casos de prostatitis están relacionados con las infecciones que ocurren en la prostatitis bacteriana aguda y crónica. Estas infecciones afectan a la próstata a través de la uretra, desde la cual ocurre reflujo de orina infectada hacia los conductos prostáticos que drenan en la uretra. La prostatitis bacteriana no es una enfermedad contagiosa ni tampoco es una enfermedad de transmisión sexual, por lo que la pareja sexual no puede contraer esta infección por medio del contacto sexual.

Algunas condiciones médicas o enfermedades aumentan el riesgo de desarrollar prostatitis bacteriana. Por ejemplo, existe mayor riesgo si el paciente tuvó recientemente una sonda en la uretra, si se inserto algún instrumento en la uretra, también por anomalías en el tracto urinario o si curso con una infección urinaria recientemente.

La prostatitis crónica no bacteriana o síndrome de dolor dolor pélvico crónico puede ser causado por bacterias inusuales como la clamidia, micoplasma (que puede ser transmitida por contacto sexual), ureaplasma o puede deberse también a una reacción química o inmunológica a una lesión inicial o una infección previa. Los nervios y músculos pélvicos pueden causar dolor en el área, ya sea por respuesta a la infección o inflamación prostática o como un problema en sí mismo aislado.

¿Como se diagnóstica?

El diagnóstico correcto es de mucha importancia ya que tratamiento será diferente para los diferentes tipos de prostatitis. Además, es indispensable asegurarse de que los síntomas están siendo causados por otras enfermedades como uretritis, cistitis, hiperplasia prostática benigna o cáncer de próstata. Varios exámenes son necesarios para ayudar a hacer un diagnóstico preciso.

Una de las herramientas que utilizan los médicos en el diagnóstico es el test de síntomas de prostátitis crónica del instituto nacional de salud de Estados Unidos (NIH Chronic Prostatitis symptom index por sus siglas en ingles). Este test consiste en una serie de preguntas acerca de los síntomas de la prostatitis y de que tanto están afectandole en la actualidad. Llenar este test y compartirlo con su Urólogo ayuda que juegue un papel activo en su atención médica. Llenarlo y compartir los resultados con su médico ayuda a permanecer el paciente activo en su atención médica. Este cuestionario se realizará en varias ocasiones, ya que servirá para monitorizar la eficacia del tratamiento.

Además de este cuestionario su Urólogo realizará un examen físico. La próstata se examina mediante un tacto rectal con el dedo, este es un examen sencillo donde su médico tocará la próstata que se encuentra justo delante del recto y debajo de la vejiga. Este examen permite presionar y sentir las características de la próstata, como el tamaño o sensibilidad, los bultos o nódulos pueden sugerir la presencia de cáncer de próstata, la presencia de dolor al presionar los músculos y ligamentos del piso pélvico y el periné. Cuando el paciente presenta prostatitis, el tacto rectal puede causar dolor o molestia momentánea pero este no causará dolor ni daño prolongado significativo.

Tacto rectal puede ser necesario en examen físico de la prostatitis.

Tacto rectal puede ser necesario en examen físico de la prostatitis.

Si su médico considera que requiere una mirada más de cerca a la glándula prostática o decide que una biopsia próstata es necesaria, puede solicitarle un ultrasonido transrectal el cual permite visualizar la glándula prostática. Si usted está en riesgo de cáncer, su médico considerará realizarle una prueba de antígeno prostático específico, sin embargo este puede elevarse por una infección de la próstata.

prostatitis

Ultrasonido transrectal de próstata

Si usted no esta siendo valorado por un médico especialista en Urología, lo más recomendable seria que acuda a un Urólogo, un médico que se especializa en las enfermedades del tracto urinario y el sistema reproductor masculino, para confirmar el diagnóstico y determinar el tratamiento adecuado.

El urólogo también evaluará el grado de dolor o malestar en el paciente experimenta como él presiona la próstata. Podrá solicitarle el análisis de varias muestras de orina así como una muestra de líquido prostático obtenido por un masaje de la glándula de la próstata durante el tacto rectal. Cuando la próstata se masajea un fluido conocido como la excreción prostática expresado (EPS) sale del pene. Estas muestras de orina y el EPS se analizarán en busca de signos de inflamación e infección. Estos exámenes pueden ayudar a determinar si usted esta cursando con un problema inflamatorio o infeccioso, y si el problema es en la uretra, la vejiga o de la próstata. Con todo esto, se busca la presencia de microorganismos, células blancas de la sangre u otros indicios de infección.

Otras pruebas el urólogo puede considerar es realizar una cistoscopia en la que se pasa una pequeña cámara a través de la uretra hasta la vejiga, esto permite el examen de la uretra, la próstata y la vejiga. El urólogo también puede solicitarle una uroflujometría para medir la velocidad y fuerza del flujo de orina y determinar si existe obstrucción por la uretra, próstata o los músculos pélvicos.

Tratamiento

El tratamiento dependerá del tipo de prostatitis que se ha diagnosticado.

Próstatitis bacteriana aguda: es probable la necesidad de hospitalización para dar antibióticos dentro de la vena durante la fase inicial. Posteriormente se darán antibióticos durante un mínimo de 14 días y probablemente por hasta 4 semanas. Si el paciente tiene dificultad para orinar, puede ser necesario colocar una sonda. Casi todas las prostatitis agudas se curan con este tratamiento. Si el paciente no responde al tratamiento antibiótico inicial este será modificado según el criterio de su Urólogo.

Aunque los síntomas hayan desaparecido, no deje de tomar los medicamentos antes de lo previsto, ya que podría cursar con una recaída.

Prostatitis bacteriana crónica: Se requerirá antibióticos durante un período de tiempo más largo (entre 4 y 12 semanas). Cerca del 75% de los pacientes con este tipo de prostatitis se curará con este tratamiento. Alrededor del 75 por ciento de todos los casos de prostatitis bacteriana crónica se cura con este tratamiento. Sin embargo, en ocasiones los síntomas se vuelven recurrentes y la terapia antibiótica puede ser otra vez necesaria. Los casos que no responden a este tratamiento es recomendable antibióticos con dosis bajas a largo plazo para aliviar los síntomas. Otros medicamentos (tales como los utilizados para la prostatitis no bacteriana) u otros tratamientos (como el la terapia con masaje de próstata) también se pueden utilizar en los casos difíciles. En casos raros, se puede recomendar la cirugía ya sea en la uretra o la próstata, donde la cirugía será eficaz para aliviar la prostatitis únicamente cuando haya un problema anatómico específico como por ejemplo una cicatriz en la uretra (estenosis de uretra).

Próstatitis crónica no bacteriana o síndrome de dolor pélvico crónico: El paciente puede no necesitar antibióticos, si se diagnostica síndrome de dolor pélvico crónico. Con frecuencia, los médicos tienen dificultades para determinar si un paciente tiene prostatitis bacteriana o no bacteriana. Esto es debido a las dificultades en la obtención de una muestra y, muchas veces, el tratamiento antibiótico previo obscurece el diagnóstico. Además una bacteria que responde a los antibióticos, pero es difícil de diagnosticar también puede causar el síndrome de dolor pélvico crónico. Por estas razones, su médico puede recetar antibióticos, al menos al inicio, inclusive si un diagnóstico definitivo de la prostatitis bacteriana no se ha realizado con las pruebas adecuadas. Si hay respuesta a la terapia con antibióticos se continuaran con los antibióticos. Muchos pacientes sin una verdadera infección pueden sentirse mejor durante el tratamiento con antibióticos debido a que muchos antibióticos tienen efectos antiinflamatorios directos. Dependiendo de sus síntomas, puede recibir uno de una variedad de otros tratamientos. Estos pueden ser bloqueadores alfa (relajan los músculos alrededor de la próstata y la base de la vejiga, aliviar los espasmos o rigidez muscular que contribuyen al dolor al orinar), anti-inflamatorios, analgésicos, relajantes musculares, extractos de plantas (quercetina y / o polen de abeja). Masajes prostáticos repetitivos (para drenar los conductos prostáticos) son tratamientos comunes para liberar el fluido que está causando la presión en la próstata.

Baños de asiento calientes o varias terapias de calor (incluyendo la terapia de calor local con una botella de agua caliente o una almohada térmica) alivian las molestias asociadas a la infección. Si el estar sentado es molesto se puede usar al sentarse un cojín o tubo de llanta (dona inflable). Ejercicios de relajación y la biorretroalimentación también pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas. Es aconsejable no ingerir alimentos picantes o muy condimentados, bebidas con cafeína como el cafe, y evitar algunas circunstancias que pueden exacerbar los síntomas como el montar bicicleta.

[tab title=”Preguntas frecuentes“]

¿La prostatitis esta relacionada con el cáncer de próstata?

No. La prostatitis no esta asociado con mayor riesgo de cáncer. Sin embargo una próstata inflamada puede aumentar los niveles de antígeno prostático específico en la sangre, en el paciente con prostatitis esto no es signo de cáncer, tampoco el haber cursado con prostatitis aumentará el riesgo de cáncer de próstata en el futuro.

¿Por qué es díficil para los médicos diagnosticar la prostatitis?

El diagnóstico de los diversos tipos de prostatitis puede ser muy difícil y a veces muy frustrante tanto para el paciente y como para su médico. Además los síntomas son muy variables y los síntomas entre los distintos tipos de prostatitis son muy parecidos. Una vez que el paciente ha sido tratado con antibióticos, puede ser difícil diferenciar una prostatitis bacteriana de una no bacteriana o síndrome de dolor pélvico crónico. Por ello si usted tiene síntomas parecidos a estos es mejor ser valorado inicialmente por un Urólogo.

¿Las infecciones urinarias de mi pareja pueden haber causó mi prostatitis?

Prostatitis bacteriana no es contagiosa, las infecciones urinarias de la pareja no pueden causar prostatitis. Todavía hay mucho que aprender sobre la prostatitis no bacteriana y puede haber varias causas para ello. Algunos casos pueden deberse a Chlamydia, un organismo que puede ser transmitida sexualmente, pero la prostatitis no se ha asociado con infección del tracto urinario de su pareja en los estudios, por lo tanto se sigue considerando como una infección que no se transmite sexualmente.

¿Por qué algunos pacientes no se curan después de haber sido diagnosticados con prostatitis?

La mayoría de los casos de prostatitis bacteriana aguda responden completamente al tratamiento. Por desgracia, el tratamiento para el síndrome de prostatitis crónica esta lejos de ser perfecto. Los pacientes con prostatitis bacteriana crónica pueden persistir con la infección a pesar del uso de antibióticos. Esto se debe a que los antibióticos tienen dificultad para penetrar en la próstata para matar las bacterias que se encuentran en la profundidad de los conductos prostáticos. Por eso el masaje de próstata frecuentes o el uso de bloqueadores alfa puede ser útiles en estos casos. Además los pacientes pueden haber cursado con prostatitis crónica y haberse curado, sin embargo estos son susceptibles a cursar con recurrencias. Muchos casos con con prostatitis crónica o síndrome de dolor pélvico crónico fallan al tratamiento. El médico puede emplear un enfoque multimodal para el tratamiento (más de un tratamiento a la vez). Los pacientes pueden encontrar que tienen que aprender a vivir y hacer frente a sus síntomas.

¿Cuáles son los hechos más importantes acerca de la prostatitis?

  • El diagnóstico correcto es la clave para el tratamiento y alivio de los síntomas de la prostatitis.
  • La prostatitis no siempre se puede curar, pero se puede controlar los síntomas.
  • El tratamiento debe ser continuado incluso si los síntomas han mejorado según su Urólogo le haya indicado.
  • Los pacientes con prostatitis no tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata.
  • No es necesario suspender el contacto sexual normal con la pareja, a excepción de que se sienta incómodo el paciente, lo que sucede regularmente durante la fase aguda.
  • Se puede vivir una vida razonablemente normal con prostatitis. [/tab]

[/accordion]